Facturas de ventas en Amazon

¿Tienes una cuenta de vendedor y tienes dudas de cómo hacer las facturas de Amazon? Aquí te lo explico, presta mucha atención:




Este artículo viene a consecuencia de una duda muy común que se tiene al principio, de la cual hablamos en este post sobre cómo declarar los ingresos de Amazon (el cual te recomiendo que leas).

En dicho artículo planteaba la siguiente pregunta que se hacen muchos vendedores: «¿Necesito hacer una factura por cada venta y mandársela al cliente? ¿Cómo lo hago si no tengo el CIF del cliente?»

La duda viene de que en realidad los clientes son de Amazon, no míos, y compran en su página web. Sin embargo lo primero que debes saber es que tú debes facturar al cliente final que ha comprado el producto. No a Amazon. Considéralo como si Amazon sólo fuera «un escaparate» para anunciar tus productos y te deja vender en su plataforma. Las cuentas con Amazon van por otro lado. Ahora nos vamos a preocupar de cómo hacer las facturas a nuestros compradores.

«Aunque sea Amazon quien te hace los pagos, tú debes facturarle al cliente que hace la compra, no a Amazon»

factura de ventas amazonAmazon oficialmente dice que tú eres el que debes contactar con el cliente y pedirle los datos fiscales (NIF, dirección, etc.) para hacerle la factura. El problema es que aunque contactes con cada cliente, casi nadie te dará sus datos. No te puedes pasar todo el día pidiendo el CIF a clientes que no te van a responder.

¿Cómo se hace entonces?

Se puede hacer de varias formas, aquí te mostraré las más habituales aunque hay más:




1) Hacer facturas simplificadas y tickets de «Clientes Contado»

Este es un método manual en el cual sólo haces factura completa a los clientes que te la pidan expresamente (normalmente serán empresas y unos pocos clientes particulares).

Para el resto de pedidos puedes hacer facturas simplificadas sin los datos del comprador. Serían como “tiques de caja” que puedes agrupar por periodos en una factura de «clientes contado» o similar. Estos pedidos los contabilizas a modo de ticket pero sin emitir ni enviar facturas individuales. Los consideras pagos como los de cualquier comercio físico que no lleve factura, y al conjunto lo llamas «Clientes Contado» o de cualquier otra forma: «Clientes Amazon», «Ventas Amazon», etc.

En la factura «Clientes Contado» haces un cierre de caja de todas las facturas simplificadas que hayas tenido a lo largo del día, semana, mes, etc. (cada uno según venda más o menos, o según cómo te apañes mejor). Esto es perfectamente válido ante Hacienda. Igualmente debes llevar un control sobre estas facturas simplificadas (con número de factura, base, importe de IVA, etc.) pero la diferencia es que no la creas físicamente ni se la mandas al cliente.

Luego, aparte seguramente algún cliente se pondrá en contacto contigo para pedirte la factura detallada o completa. En este caso se la haces con sus datos fiscales, nombre, dirección, etc. y se la mandas por el email interno de Amazon. Normalmente serán empresas aunque a veces también puede tratarse de clientes particulares.

2) Usar un sotware que se integre con Amazon como Quaderno

Quaderno es un software de pago para llevar tu contabilidad, facturación, etc., y lo mejor es que se puede conectar con Amazon para que genere automáticamente todas las facturas, calcule el IVA, los impuestos, etc. Se puede usar tanto si usas FBA como FBM, o incluso si vendes fuera de Amazon, tienes tienda online propia, etc. ya que también se puede integrar con Shopify, Woocommerce y otros.

Mira el siguiente vídeo para saber cómo funciona:

3) Darse de alta en el Cálculo de IVA de Amazon

De esta forma, das tu consentimiento a que Amazon emita una factura en tu nombre por cada venta. Esta factura estará disponible para que la descargue cada cliente dentro de su panel, yendo a los datos del pedido.

En la factura aparecerán los datos de cliente que posea Amazon, tus datos de empresa con tu NIF, datos del pedido, importes, IVA, etc.

En otro post explicaré en detalle las ventajas e inconvenientes de este sistema, ya que no es perfecto y tiene algunas complicaciones. De hecho son muchos los vendedores que no utilizan el Cálculo de IVA de Amazon.




Conclusión

Tienes varias formas de hacer las facturas a los clientes, haciéndolo por tu cuenta, usando algún software que se integre con Amazon o dándote de alta en el Cálculo de IVA de Amazon.

Cada forma tiene sus pros y sus contras. Lo importante es que te quede claro que aunque los clientes sean de Amazon y sea Amazon quien te pague a tí, tú debes facturarles a los clientes, no a Amazon. Les puedes hacer una factura completa en caso de que te den su NIF, o una factura simplificada si no tienes el NIF (en este caso no hace falta que se la mandes pero sí debes contabilizarla).

Saludos!